Cousins espera firmar una gran extensión de contrato con Kings

La estrella de los Kings asegura que se siente "muy feliz" en Sacramento

|

DeMarcus Cousins quiere quedarse en Sacramento
DeMarcus Cousins quiere quedarse en Sacramento (Mark Halmas/Icon Sportswire)

Han cambiado los tiempos para DeMarcus Cousins. La relación del jugador con su club, Sacramento Kings, parece más que estable y, sobre todo, su día a día anda apartado de la polémica, una realidad muy alejada de lo que han sido sus últimos 2 años en la franquicia.

Lejos queda el conflicto enquistado con el técnico George Karl que acabó con la salida del entrenador. También parecen quedar atrás los constantes rumores de traspaso. Ahora, todo parece apuntar a una continuidad inquebrantable entre las partes, ya que Kings y Cousins parecen destinados a no separarse.

Lo dice el jugador en una entrevista concecida a SportsCenter de ESPN.

Cousins se declara en ella "muy feliz" en Sacramento y su intención no es otra que firmar una trayectoria deportiva en el club que deje un legado histórico y que le garantice tener su camiseta retirada en el pabellón. "Es donde quiero estar", afirma refiriéndose al club en el que lleva los 7 años que ha jugado en la NBA.

El jugador muestra su intención de firmar una gran extensión de contrato con Sacramento Kings, un nuevo contrato que podría irse a un máximo de 219 millones de dólares por 5 temporadas.

Una gran temporada

La temporada está siendo tranquila para Cousins. Su relación con el entrenador, Dave Joerger, parece más que correcta, y no hay que olvidar que ha tenido 6 entrenadores en 7 años. Es decir, ningún técnico ha sido capaz de alcanzar una gran fluidez de trato con la estrella del equipo.

Cousins, nacido en Alabama hace 26 años, ha sido All-Star en los últimos 3 años y ha jugado ya 470 partidos con Kings promediando 21,1 puntos y 10,8 rebotes.

Sus números en la presente campaña están siendo fantásticos: 27,8 puntos, 10,7 rebotes, 4,9 asistencias, 1,3 tapones y 1,4 robos. Esas cifras le van a servir para firmar un contrato estratosférico.