10 jóvenes NBA cargados de futuro

Seleccionamos 10 jóvenes jugadores emergentes cuyo juego no para de crecer

|

Devin Booker está promediando 20,5 puntos esta temporada
Devin Booker está promediando 20,5 puntos esta temporada (Torrey Purvey/Icon Sportswire)

La NBA está llena de jóvenes jugadores talentosos. Seleccionamos a 10 de ellos, jóvenes emergentes que tienen cada vez más peso en sus equipos, que están cargados de futuro y cuyas estadísticas no paran de crecer año a año. Todos tienen menos de 25 años y todos poseen ya experiencia en la competición profesional porque superaron su año de novato.

La lista es por estricto orden alfabético y en ella no hemos incluido jugadores que ya son estrellas del estilo de Giannis AntetokounmpoKristaps Porzingis, Karl-Anthony Towns o Joel Embiid, entre otros. Se trata de jugadores que todavía pertenecen a un segundo rango y que aspiran a dar el salto al primer nivel. Aquí los tenéis.

DEVIN BOOKER (Suns, escolta, 20 años, 2 temporadas NBA)

Tiene 20 años, una muñeca privilegiada y una cabeza bien amueblada. Se llama Devin Booker y en su segundo año en la NBA está creciendo de forma espectacular. Booker ya dio motivos para el optimismo en su curso de novato (13,8 puntos de media), pero en su temporada como 'sophomore' está maravillando. Promedia 20,5 puntos en 34,2 minutos tras jugar 43 partidos.

El ex de Kentucky es un excelso tirador, lo más parecido que se conoce a Klay Thompson por su perfil de juego. Le ayuda jugar en defensa con Eric Bledsoe, que tapa cualquier carencia de sus compañeros exteriores en la retaguardia. Maravilló Booker en México al anotar 78 puntos en 2 partidos y ante Dallas metió 28 puntos en el último cuarto. Porque es un tirador que cuando entra en racha resulta letal. El hijo del exjugador Melvin Booker y de Verónica Gutiérrez tiene con sus raíces hispanas todo un futuro por delante. Su ofensiva llama a la puerta en esta NBA.

CLINT CAPELA (Rockets, pívot, 22 años, 3 temporadas NBA)

Titular en Houston Rockets, un equipo puntero en la presente temporada. Clint Capela es la única referencia real de Mike D'Antoni en el juego interior de sus titulares. Es un pívot de 2,08 que puede moverse al ritmo endiablado que preconiza el técnico italo-americano y que es a la vez un interior que marca poderío defensivo en un equipo eminentemente ofensivo que engaña, ya que en su quinteto titular tiene defensores de la talla de Capela, Patrick Beverley o Trevor Ariza.

Capela es suizo, pero no parece suizo. Posee un físico notable, protege de forma más que solvente el aro, está evolucionando de forma destacable año a año y lucha por el puesto con otro joven de gran capacidad, Montrezl Harrell. Promedia en la temporada 11,5 puntos, 7,6 rebotes y 1,5 tapones en solo 23,2 minutos. Eso indica cómo sigue mejorando su determinación ofensiva, aunque su juego sigue circunscribiéndose a las cercanías del aro. Se fracturó el peroné en la presente temporada, pero ya está de vuelta al juego.

RUDY GOBERT (Jazz, pívot, 24 años, 4 temporadas NBA)

El francés Rudy Gobert ya es una referencia interior en la liga. Titular indiscutible en Utah Jazz, un equipo que ahora es ganador (5º en el Oeste con marca de 29-17). Primera ronda del draft en 2013, el internacional francés se está saliendo a partir de una enorme capacidad reboteadora, intimidación en la pintura, un reguero de dobles-dobles y algunos partidos espectaculares. Sin ir más lejos, fue capaz de secar al español Marc Gasol y recientemente ha firmado un partido de 27 puntos y 25 rebotes.

Gobert promedia en 46 partidos 12,9 puntos, 12,7 rebotes y 2,5 tapones en 33,6 minutos. Anota el 66,8% de sus tiros de campo porque, como Capela, su rango de juego no se aleja mucho del tablero. Parece que los 102 millones de dólares por 4 años que le ha firmado Utah Jazz no se alejan del contrato que realmente merece por su creciente peso en el equipo de Salt Lake City.

TYLER JOHNSON (Heat, base, 24 años, 3 temporadas NBA)

Otro jugador joven de evolución constante. El ex de Fresno State está haciendo una temporada notable con unos Heat venidos a menos tras la marcha de Dwyane Wade y la baja prácticamente permanente de Chris Bosh. Promedia Johnson en la presente campaña 14,2 puntos, 4,3 rebotes y 3,2 asistencias con un 37,9% desde el triple, números sobresalientes si se tiene en cuenta que los 40 partidos que ha jugado los ha afrontado como suplente. Eso sí, jugando 31 minutos. Es el sexto hombre ideal porque, además de tener talento en la ofensiva, es un notable defensor.

Jugador muy fiable desde el exterior, más escolta que base por su tipo de juego -no es un destacable pasador-, Johnson forma parte con Josh Richardson y Justise Winslow de un grupo de jóvenes que con el paso del tiempo deberían dar un buen rendimiento a estos Miami Heat de Erik Spoelstra.

NIKOLA JOKIC (Nuggets, pívot, 21 años, 2 temporadas NBA)

Una joya serbia de primera magnitud. Jugador dotado de una técnica sobresaliente, con una visión de juego espectacular que no corresponde a su todavía corta edad, preñado de inteligencia en su baloncesto, marcado por una capacidad de pase de elevado rango en la que no falta la fantasía a pesar de sus 2,08 de altura y, en definitiva, un jugador muy del siglo XXI que en su segundo año en Denver está empezando a tomar las riendas del equipo.

Nikola Jokic maneja bien los pies, tiene un tiro exterior bastante bueno y su mayor problema llega cuando tiene que defender cerca del aro a jugadores con físicos mucho más poderosos que el suyo. Promedia en la temporada 15 puntos, 8,3 rebotes y 3,8 asistencias con un 59,5% en el tiro de campo a pesar de que jugó 14 de sus 39 partidos como suplente y de que solo disputa 25,6 minutos por juego. Ha dejado fuera de la titularidad a otro joven prometedor, Jusuf Nurkic, y cada día va a más. De hecho, ha encadenado 3 partidos promediando 31,3 puntos. En Denver se relamen.

ELFRID PAYTON (Magic, base, 22 años, 3 temporadas NBA)

Elfrid Payton ha jugado 46 partidos esta temporada y ha sido suplente en 20, pero cada día que pasa crece su juego. Promedia 12,5 puntos y 6 asistencias en 29,1 minutos de acción y, más allá de su pelo y de su imagen vintage años 70, este joven jugador aporta mucho a Orlando, ya que es un buen termómetro de la organización ofensiva del equipo y es una indudable referencia defensiva.

Está en su tercer año y empieza a madurar a pasos agigantados. Incluido en el Mejor Equipo Novato de 2015, Payton sabe que tiene limitaciones que puede superar con trabajo. Fundamentalmente, su tiro exterior y su falta de regularidad en el tiro libre, que se agrava en su caso porque es un jugador que vive mucho de sus penetraciones y que va con asiduidad a la línea de personal. Por lo demás, este Top 10 del draft de 2014 es un jugador completo, con un perfil que querría para sí cualquier equipo.

OTTO PORTER (Wizards, alero, 23 años, 4 temporadas NBA)

Otto Porter es titular indiscutible en Washington Wizards. Se lo ha ganado a pulso a base de progresión tras unos inicios duros en la NBA. El alero de Georgetown se presentó en el draft de 2013 en el puesto número 3, pero su año de novato resultó calamitoso y su segunda campaña como profesional tampoco hizo augurar nada bueno. Sin embargo, no se vino abajo y con paciencia ha ido mejorando hasta explotar en su cuarto año NBA. Promedia en 44 partidos 14,4 puntos, 6,6 rebotes y 1,5 robos de balón en 33,7 minutos. Y lo hace con muy buenos porcentajes de tiro.

Porter mete el 53,3% de sus tiros de campo, tiene un 45% desde el triple y además aporta un muy eficiente trabajo defensivo, que combina con ser capaz de meterle 32 puntos a Milwaukee o 34 a Boston. Siempre fue un jugador hábil en la toma de decisiones a pesar de su edad y esa capacidad le está llevando a seleccionar muy bien sus tiros. Además, su trabajo de mejora del tiro exterior es evidente.

JULIUS RANDLE (Lakers, ala-pívot, 22 años, 3 temporadas NBA)

Julius Randle brilló en la poderosa Kentucky y fue elegido en el 7º puesto del draft, pero su primer año en la NBA apenas duró unos minutos. El jugador sufrió una grave lesión en su partido de debut y su sueño con Lakers se convirtió en pesadilla. Adiós a la temporada. Desde aquel momento hasta ahora, el jugador texano ha fabricado un sólido inicio de carrera profesional y está empezando a demostrar todo lo que se le suponía.

Ya ha firmado 2 triples-dobles esta temporada, lo que da una idea de lo completo que es su juego en la pista. Randle promedia 13,2 puntos, 8,5 rebotes y 3,9 asistencias en 29,4 minutos, siendo titular indiscutible en su equipo. Es cierto que no promedia un doble-doble, tal y como hizo el pasado curso, pero no es menos cierto que su aportación a la circulación de balón del equipo está creciendo exponencialmente. Los Lakers de Luke Walton siguen siendo un equipo ramplón, pero Randle sigue reivindicándose a pesar de que ha de mostrarse más intimidador y no estaría de más que ampliara su rango de tiro.

DENNIS SCHRÖDER (Hawks, base, 23 años, 4 temporadas NBA)

El base alemán estaba llamado a hacer cosas grandes, pero era una eterna promesa NBA al estar a la sombra de Jeff Teague. Por eso, la salida del equipo de Teague camino de Pacers puso toda la responsabilidad de la dirección del equipo en manos del joven armador. Era su gran oportunidad para reivindicar su calidad y la está aprovechando. Promedia hasta la fecha 17,5 puntos y 6,2 asistencias en 30,6 minutos tras una titularidad indiscutible en 44 partidos. Y los Halcones le han firmado una extensión de 70 millones de dólares por 4 años, lo que demuestra que apuestan por él sin reservas.

Con minutos en pista y poder en sus manos, Schröder muestra esta temporada sus cualidades. Es un base ágil, veloz, eléctrico, que sabe manejar el juego y pasar el balón desde esa imagen extraña que le dan sus mechones rubios en el pelo, pero todavía tiene que mejorar en algunos aspectos del juego. Ha de controlar mejor las pérdidas de balón y sigue teniendo problemas defensivos desde su cuerpo fino cuando el base contrario presenta un físico poderoso.

MYLES TURNER (Pacers, pívot, 20 años, 2 temporadas NBA)

Turner es una estrella en potencia. El jugador texano de Indiana Pacers tiene todos los ingredientes para convertirse en un plato de lujo en la NBA. Tras ser seleccionado en el puesto 11º del draft de 2015, el ex de Texas ofreció una prometedora temporada de rookie y está regalando una sobresaliente campaña como jugador de segundo año: 15,7 puntos, 7,6 rebotes y 2,3 tapones en 30,1 minutos. Titular firme en los 43 partidos en los que se ha vestido de corto. Y excelentes porcentajes de tiro, incluido un 40% desde el triple que habla bien a las claras de su notable trabajo para aumentar la distancia de su tiro. De hecho, lanza más tiros de 3 que antes y los tira mejor.

Más minutos para Turner esta temporada y más responsabilidad a la que está respondiendo muy positivamente el jugador. Turner aúna talento y físico, tiene una técnica puntera, es un intimidador de primer orden y sigue mejorando su tiro. El día que aprenda a compartir más el balón y a doblar el pase cuando la defensa se cierra sobre él estaremos ante un jugador verdaderamente maduro.