La NBA y sus jugadores alcanzan un acuerdo para el nuevo convenio

Si es ratificado, los nuevos contratos de Curry, Durant o Paul podrían superar los 40 millones anuales

|

Stephen Curry podría cobrar más de 200 millones de dólares por 5 años con el nuevo convenio
Stephen Curry podría cobrar más de 200 millones de dólares por 5 años con el nuevo convenio (Ray Chavez/Zuma Press/Icon Sportswire)

La NBA y el sindicato de jugadores han alcanzado un acuerdo sobre el que será el nuevo convenio de la liga durante los próximos 7 años. Tal y como se esperaba, las negociaciones entre las dos partes se han cerrado con éxito y ahora solo falta que propietarios y jugadores ratifiquen lo acordado, algo para lo que parece que no habrá problemas.

Para dar tiempo a ambas partes a revisar los términos del acuerdo y organizar las votaciones de ratificación del mismo, la fecha límite para salirse del actual convenio, fijada inicialmente para este 15 de diciembre, se ha trasladado al próximo 13 de enero.

Nada ha tenido que ver este proceso negociador con el durísimo que pudimos vivir en 2011 previo a la firma del convenio vigente y que provocó un largo cierre patronal que obligó a suspender el inicio de la temporada 2011-12 que estuvo muy cerca de cancelarse de forma definitiva.

Con una situación económica boyante, el valor de las franquicias creciendo exponencialmente y mucho dinero sobre la mesa -el puesto por las televisiones en el nuevo contrato-, no parece que haya habido problemas en esta ocasión para lograr un acuerdo satisfactorio para todos.

Temporada más larga y más dinero para todos

Los términos del nuevo acuerdo aún no se han hecho públicos, pero sí que se han filtrado algunas de las modificaciones que traerá consigo. Se sabe también que, si finalmente se ratifica, estará en vigor 7 años y asegurará la paz laboral durante al menos 6, momento en el que cualquier de las partes podrá denunciarlo y exigir la negociación de un nuevo acuerdo.

Otra de las modificaciones más importantes será que la temporada regular empezará una semana antes de lo que ha venido haciéndolo hasta ahora para poder reducir al mínimo los ‘back-to-back’ (partidos en noches consecutivas) y eliminar completamente las series de 4 partidos en 5 días que todos los equipos se ven obligados a jugar en algún momento de la temporada.

Con el multimillonario contrato televisivo alimentando las arcas de la liga, también crecerán los salarios. Lo harán tanto los mínimos (un 45%), como los máximos, el salario medio (será de 8,5 millones el próximo año)  y los de los novatos. También lo hará el importe de las excepciones salariales.

Se creará también un nuevo contrato para aquellos jugadores que compaginen la NBA con la Liga de Desarrollo y la extensión de los nuevos contratos volverá a ser, como en el antiguo convenio, de hasta 5 y 6 años, algo que pedían los propietarios para poder retener con más facilidad a sus estrellas.

Más de 40 millones anuales para las estrellas

Y las estrellas… las estrellas podrán multiplicar también sus ganancias. Según ESPN, con los términos del nuevo acuerdo, jugadores como Stephen Curry, que será agente libre este verano y cumple todos los requisitos para obtener el máximo salarial, podrán firmar  un compromiso de 207 millones de dólares por 5 temporadas, con un salario de partida de 36 millones que crecería hasta los 47 en el último año de contrato.

Siempre, claro está, que se quede en los Warriors, porque la puja máxima que podrán hacer el resto de equipos por él será de 135 millones por 4 años. Una diferencia enorme con la intención de facilitar que los equipos, incluidos los más modestos, puedan retener a sus estrellas.

Otros jugadores que serán agentes libres este verano, como Chris Paul o Kevin Durant, también tendrán la opción de firmar grandes contratos. Eso sí, el nuevo convenio parece que exigirá a los Warriors crear el espacio salarial suficiente para firmar a Durant un contrato de máximos, algo que podría complicar mucho las cuentas de los de Oakland el próximo verano.