Previa NBA 2016/17: dinastía o LeBron

A las puertas de una nueva temporada, Albert Molinari nos habla de lo que podemos esperar de ella

|

Estamos a las puertas de una nueva temporada de la mejor liga de baloncesto del planeta. La NBA subirá el telón una vez más y volverán los focos, los flashes, la magia. La espera ha terminado para millones de seguidores.

Como hay resúmenes para todos los gustos y de todos los colores, haré mi breve aportación sin entrar mucho en detalle técnico y más en las sensaciones o percepciones que me produce esta temporada en su inicio.

Dinastía o LeBron

Los Golden State Warriors han adquirido a Kevin Durant, formando un bloque de 4 All-Stars. Impresionante. No me atrevo a calificarlo sin entrar en tópicos. Pero ojo, no solo son ellos. Para guardar las espaldas del trío tirador y anotadores compulsivos, tendrán a Draymond Green, Iggy-Pop, Zaza Pachulia, David West, Shaun Livingston, James McAdoo para rebotear, asisitir, defender y correr. Equipazo.

Los de Steve Kerr pueden jugar sus terceras finales consecutivas (como ya hicieron Lakers, Pistons, Bulls o Heat) y formar parte de la historia. Pasarían a ser una dinastía, pues se antoja que no serán las últimas en los próximos 3-4 años.

En el otro lado del país, brillando año tras año, el de siempre. Seis Finales consecutivas, peleando contra todos, logrando 3 anillos de campeón. LeBron James. Los dos últimos años se ha visto contra los mismos rivales: los Warriors.

El de Akron (Ohio) es un jugador que pasará a los anales de la historia de la NBA y el deporte norteamericano. Hay miles de detractores, pero a golpe de récords, de retos conseguidos, de barreras derribadas, se ha ganado un sitio en el top-10 histórico. Sin ninguna duda. Su evolución en la última década es tan grande, que sin darnos cuenta nos hemos encontrado año sí y año también al mismo invitado en las Finales y en las quinielas de MVP.

No desmerezco a Dwyane Wade, Chris Bosh, Kyrie Irving o Kevin Love, pero si alguien puede decir que llevó el peso en la mayoría de series y en las Finales en los últimos seis años, ése es El Elegido.

Las apuestas dicen que este curso repetimos por tercera vez (como los duelos Celtics vs Lakers de los 80). ¿Quién soy yo para negarlo?

Sin Duncan, sin Kobe, sin Garnett

Se han ido. Sus piernas y sus brazos han dicho “basta”. Tras dos décadas disfrutando de ellos, han colgado las botas. Su legado es infinito. Han llenado revistas, portadas, vídeos… Han conseguido MVP (4), anillos NBA (11), medallas olímpicas (4), MVP All-Star (6) y un sinfín de premios. Ahora dejan huérfanos sus franquicias y un buen puñado de corazones de seguidores.

A modo de homenaje, me centro en cómo se quedan sus equipos sin ellos.

San Antonio Spurs

La llegada el curso pasado de LaMarcus Aldridge ya fue un aviso y una previsión a medio plazo. Acertaron de lleno los texanos. Y este curso se han hecho con Pau Gasol. Otro pleno. El español es un jugador nacido y formado para jugar en los Spurs de Gregg Popovich. Encaja como el zapato de cristal en el pie de Cenicienta. Debería cubrir la presencia de The Big Fundamental sin demasiados problemas.

Creo que con su llegada más el paso al frente de Kawhi Leonard, puede que no se resientan tanto. También las incorporaciones de Dewayne Dedmon y David Lee serán bien recibidas en la pintura de los Spurs.

Los Angeles Lakers

Los angelinos notarán mucho la baja de su líder. Además, están en reconstrucción. La llegada de Luke Walton ayudará bastante, pero necesitan tiempo. El equipo no está mal, pero lejos de ser un aspirante serio a pasar primera ronda (de momento).

Mucho talento joven por pulir y explotar. La magia de D’Angelo Russell, la clase de Jordan Clarkson, la versatilidad de Brandon Ingram y el trabajo y defensa de Julius Randle. Un cuarteto que en 2-3 años debería hacer temblar la División Pacífico.

Con veteranos como José Manuel Calderón y Marcelinho Huertas, con la posibilidad de brillar más de Timofey Mozgov, con la oportunidad de lucirse de Luol Deng o Lou Williams, puede ser interesante verlos a partir de enero, cuando estén más rodados. Por si acaso, no los perdamos de vista.

Minnesota Timberwolves

Sería justo decir que la temporada pasada casi no se contó con KG. Por lo que su baja era una variable que se tenía muy en cuenta. Y es que los Wolves son uno de los equipos con mayor atractivo de la zona Oeste.

Liderados por Karl-Anthony Towns, los pupilos de Tom Thibodeau debería ir a por todas este curso. KAT es un fenómeno, algo que hemos podido ver en contadas ocasiones en la última década. Un talento innato y con la cabeza muy bien amueblada. Un lujo para cualquier entrenador.

Junto a él, un Zach LaVine que ha crecido de manera exponencial y al que habrá que seguir porque creo que será una de las revelaciones este curso. También, Andrew Wiggins, el canadiense, el nº1 que traspasaron los Cavs para llevarse a Love a Ohio. Fino, potente, ambicioso. Un aliado excelente para Towns.

A los mandos estará Ricky Rubio. Muchos rumores de su salida… y más eligiendo a Kris Dunn en el draft (el mejor base de su promoción). Hay tanta calidad y versatilidad que debe salir bien seguro. Esperemos que Thibodeau no encorsete a sus chicos. Un lobo no ha nacido para llevar correa.

... y el resto

Del resto de la liga, lo resumiré a modo de preguntas que me formulo:

  • Bulls: ¿Cómo jugarán con dos bases no tiradores (Rajon Rondo y Michael Carter-Williams) y dos escoltas de perfil muy parecido (Dwyane Wade y Jimmy Butler)?
  • Knicks: ¿Será capaz Jeff Hornacek de ‘driblar’ el triángulo ofensivo y hacer su juego aprovechando las virtudes de Kristap Porzingis y Derrick Rose?
  • Thunder: ¿Será capaz Russell Westbrook de pelear por el MVP y colar a los OKC en Finales de Conferencia?
  • Blazers: ¿Repetirán este año o Terry Stotts se ha quedado sin combustible para llegar a mayo?
  • Pelicans: ¿Aprenderán los compañeros de Anthony Davis que deben mimarlo y darle alas para alcanzar el cielo de la NBA (MVP)?
  • 76ers: ¿Se atreverá Bryan Colangelo a gastar varias rondas y atraer jugadores de calidad a Philly para complacer a Ben Simmons y Jahlil Okafor?
  • Celtics. ¿Asalto definitivo al top-4 del Este y peleando para estar en Finales de Conferencia?

Todas y cada una de estas preguntas seguro que se nos irán respondiendo semana a semana. Mientras, disfrutemos de este deporte que se juega con la cabeza y se anota con las manos.