Elgin Baylor, el eterno finalista

Baylor jugó 8 Finales de la NBA y 1 de la NCAA y nunca ganó

|

Elgin Baylor y Jerry West, en un homenaje de los Lakers
Elgin Baylor y Jerry West, en un homenaje de los Lakers (Kevin Reece/Icon Sportswire)

El gran Elgin Baylor subastó en 2013 su único anillo de campeón de la NBA junto a otros recuerdos de su brillante carrera deportiva. En realidad, aquel anillo no le pertenecía. Él no lo sentía como suyo. Porque Baylor jamás ganó un título de la NBA.

Parece mentira que no lo ganara. Jamás un jugador ha disputado tantas Finales sin lograr un título. ¡Baylor jugó 8 Finales de la NBA y 1 Final de la NCAA! Y jamás se alzó con un campeonato.

Su eterno gafe adquirió proporciones míticas en la temporada 1971-1972, la última de su carrera. Baylor sufrió una grave lesión de rodilla que le obligó a retirarse del baloncesto en plena temporada. A raíz de su lesión, Lakers, su equipo de siempre, ganó 33 partidos consecutivos, una marca impresionante que aún está en los libros de récords de la NBA, y lo que es aún más drástico... ¡obtuvo el título de la NBA!

Aquel título que él nunca ganó estaba representado en el anillo que subastó, un anillo conmemorativo que le proporcionó su equipo por los 14 años de dedicación exitosa a la franquicia.

La carrera de Baylor fue tremenda. Nacido hace 81 años en Washington, jugó 3 cursos en la universidad de Seattle, a la que llevó a una increíble Final Four en 1958. La perdió ante Kentucky. Ahí empezó su maldición.

Fue elegido número 1 del draft por los Lakers, que en 1958 aún estaban en Mineápolis. Porque Baylor jugó 14 años en los Lakers, 2 en Mineápolis y 12 en Los Ángeles. Vivió el cambio de sede. Un cambio de sede histórico.

Su trayectoria, indescriptible tras abarcar 3 décadas (1958-1972). Estuvo 10 veces en el Mejor Equipo de la temporada, fue 11 veces All-Star, siendo una vez MVP, entró en 1977 en el Salón de la Fama y en 1996 fue seleccionado entre los 50 mejores de la historia de la NBA.

¡Pero perdió las 8 Finales que jugó y nunca fue MVP de la liga! ¡Y de las 8 Finales, 4 las perdió en el séptimo partido! ¡Y de esos 4 séptimos partidos, una vez cayó en la prórroga y otras 2 veces por 2 puntos! El colmo de los colmos.

Debuta como profesional

El primer año de Baylor en la NBA no pudo ser más espectacular. Novato del Año con 24,9 puntos y 15 rebotes de media. Y finalista perdiendo 4-0 ante los Celtics, el equipo que fue su pesadilla. Porque Baylor, igual que Jerry West, que ganó 1 anillo tras 8 Finales, se topó con los Celtics de Bill Russell y Red Auerbach, un equipo que en el tiempo en el que jugó Baylor ganó 8 títulos seguidos y 10 en 11 años. No se ha vuelto a ver nada igual.

Tuvo que esperar hasta la temporada 1961-1962 para disputar sus segundas Finales. Otra vez Celtics en el horizonte. Y primera derrota en 7 encuentros. Los Lakers dominaban 3-2, pero perdieron los 2 últimos partidos.

Ese 3-2 llegó con un partido memorable de Elgin Baylor, que logró 61 puntos y 22 rebotes en el quinto choque. Memorable. Pero su equipo cayó 105-119 en el Los Angeles Memorial Sports Arena en el sexto cuando se rumiaba el título. El 16-34 del tercer cuarto mató a los angelinos. Boston ganó con 35 puntos de Sam Jones frente a los 34 por cabeza que anotaron Baylor y West.

Llegó el séptimo. Dramático desenlace. Con empate a 100 y 5 segundos por jugar pidió tiempo muerto Lakers. Se jugaba en Boston y los angelinos tenían 5 segundos para ganar el anillo. Sacaron de banda, pero el tiro de Frank Selvy a 3 metros del aro no entró. Rebote para Bill Russell y encuentro a la prórroga. Es lo más cerca que estuvo Baylor de ganar el anillo. Al final, 110-107 para Boston con 30 puntos y 40 rebotes de Bill Russell. No sirvieron ni los 41 puntos de Baylor ni los 35 de West.

Baylor se quedó sin título en una extraña temporada en la que se perdió muchos partidos de la fase regular al ser llamado como reservista por el Ejército de Estados Unidos. Prácticamente no podía vestirse de corto entre semana. Eso sí, en los 48 partidos que disputó se salió con promedios de 38,3 puntos, 18,6 rebotes y 4,6 asistencias. Pero al final, se quedó sin el campeonato en la prórroga. Ese tiro de Selvy...

Otros dos séptimos partidos

Las segundas Finales que Baylor perdió apurando el séptimo choque llegaron en 1966. Otra vez ganaron los Celtics. Pero todo transcurrió de forma inversa. Esta vez los Lakers pudieron hacer historia, y se quedaron a un paso de hacerla.

Perdían los Lakers 3-1 y se plantaron en el séptimo tras ganar 117-121 en Boston en el quinto y 123-115 en el sexto en Los Ángeles. El último enfrentamiento era en el Boston Garden y los Celtics dominaron, pero cuando parecía que los Lakers estaban muertos se sacaron un 19-33 de la chistera en el cuarto final y el partido terminó 95-93 para Boston. Otra vez el de Washington se quedó a las puertas de ser campeón. Remontar un 3-1 hubiera sido alucinante.

Fue otro séptimo partido especial. Con 95-93 y faltando 4 segundos para el final, los aficionados invadieron la cancha. Fue el caos. Tuvieron que desalojarla y jugar el tiempo que quedaba. Sacó de banda el local K.C. Jones, que luego sería entrenador de Celtics en la época de Larry Bird, y no pasó nada. Ganó Boston con Russell dominando la anotación y el rebote, teniendo como escuderos a Sam Jones y John Havlicek. En Lakers, 36 puntos de Jerry West y 18 de Baylor, que no tuvo su mejor noche. Acabó con un 6 de 22 en el tiro.

Fue una temporada difícil para Baylor. Venía de una grave lesión y sus promedios se desmoronaron por culpa de su físico. Pero no fue su fin.

En 1969, el tercer séptimo encuentro en unas Finales y otra vez derrota por 2 puntos: 106-108 para Celtics. Lo peor fue que esta vez se jugó en California. Los Lakers tenían el factor cancha a su favor en las Finales, pero tampoco así ganaron. Con 3-2 a favor, Boston ganó el sexto 99-90 dejando en 2 puntos a Wilt Chamberlain, que para entonces se había unido a Lakers.

Y llegó el último choque. Otra remontada de Lakers en el cuarto final (30-17) y otra derrota mínima: 106-108. De nada sirvió la magnitud de la actuación de Jerry West: 42 puntos, 13 rebotes y 12 asistencias. West ganó el MVP de las Finales perdiendo. Es la única vez que ha ocurrido en la historia de la NBA. Baylor metió 20 puntos y Chamberlain 18. En Boston, 26 de Havlicek, 24 de Jones, 20 de Em Bryant y solo 6 de Russell, que capturó 21 rebotes.

El final fue un despropósito de balones perdidos, con Chamberlain en la banda lesionado pidiendo salir a cancha sin que su entrenador le dejara y con los Lakers cayendo en casa tras fallar 19 tiros libres.

La última derrota: ante Knicks

En 1970 llegó la octava derrota en Finales de Baylor con Lakers y la cuarta sufrida en un séptimo partido, pero en esta ocasión no fue ante Celtics, sino ante Knicks. Y no hubo demasiada historia en el séptimo y último encuentro ahora que se las prometían felices los angelinos al no tener como rivales a los bostonianos.

Los Knicks, que tenían la ventaja de campo, ganaron 113-99 tras endosar a los Lakers un tremendo 69-42 en la primera parte. El rey del encuentro fue el local Walt Frazier con 36 puntos y 19 asistencias. Los neoyorquinos ganaban así su primer campeonato.

Así se acercó 'El Conejo' Baylor al final de sus días deportivos. Tras esas octavas Finales perdidas, el alero no pudo llegar en 1972 a las Finales que sí ganaron los Lakers de Jerry West. Una lesión de rodilla le dejó fuera del baloncesto poco antes. Y con él fuera, el gafe se le fue a los Lakers. Pero nadie puede quedarse con eso. Porque Elgin Baylor terminó su carrera habiendo promediado en 846 partidos de temporada regular 27,4 puntos, 13,5 rebotes y 4,3 asistencias. Fue uno de los mejores de la historia. Es un grande. Por eso está en nuestra memoria.