Sobre Mike Krzyzewski y las Ligas de Conferencia

El técnico de Duke se acerca ya a las 1.000 victorias universitarias

|

Quiero empezar el año haciendo un pequeño homenaje, un pequeño reconocimiento o como lo queráis llamar, a uno de los entrenadores que marcará una época. A uno de los entrenadores que está pulverizando todos los records y que intentar solamente aproximarse a sus cifras va a ser tarea complicada. Además, esta temporada con su equipo, Duke, tiene muchas posibilidades de entrar en otra Final Four y de disputarle el título a la temible Kentucky.

Michael Williams Krzyzewski. Mike Krzyzewski. Coach K. Nació el 13 de febrero de 1947 en Chicago, Illinois, en el seno de una familia católica de ascendencia polaca. Estudió en la Academia militar de los Estados Unidos en West Point, New York. En esa etapa de su vida, 1966 a 1969, juega en el equipo de baloncesto de la Armada bajo las ordenes de otro entrenador para la historia, Bob Knight.

En 1974, y tras finalizar sus servicios activos con la Armada norteamericana, comienza su carrera como entrenador como asistente de Knight en los Hoosiers de Indiana. Después de ese año como asistente en Indiana, le ofrecen el puesto de entrenador jefe en West Point, donde entrenará a los Army Black Knights desde la temporada 1975-76 a la temporada 1979-80.

Tras 5 temporadas en con el equipo de West Point, Mike Krzyzewski decide cambiar de aires y empezar una etapa nueva con una Universidad importante pero que atravesaba malos momentos, Duke. Allí le ofrecen el puesto de entrenador jefe y desde la temporada 1980-1981 hasta nuestros días allí sigue, batiendo todos los records habidos y por haber.

4 Campeonatos NCAA. 1991,1992,2001 y 2010.
11 Final Four.
13 Torneos ACC.
12 Ligas regulares ACC.

Por no hablar de sus logros como entrenador del equipo nacional de los Estados Unidos.

Oro en los Mundiales FIBA Turquía 2010 y España 2014.
Oro en los juegos Olímpicos Pekín 2008 y Londres 2012.
Oro en el Campeonato FIBA Américas Las Vegas 2007.

Todo un curriculum vitae impresionante que en breve completará ya que sólo le faltan muy pocas victorias (en el momento en que escribo este artículo le faltarían 4) para convertirse en el primer entrenador universitario en alcanzar las 1.000 victorias.

Nunca he sido muy partidario de Coach K, pero si de la gente que vive y ama el baloncesto. Así que me pongo de pie, empiezo a aplaudir y grito “BRAVO”.

El curso competitivo

Por fin terminó la etapa Non-Conference y nos lanzamos de lleno a las sabrosas y emocionantes Ligas de Conferencia.

Empecemos por la que a la postre será la conferencia más dura de todo la NCAA, la Atlantic Coast Conference. Complicado dar un favorito en esta conferencia, donde esta temporada se juntan muy buenos equipos: Louisville, North Carolina, Duke, Virginia, Notre Dame, Syracuse. Muchos gallos en el corral de la ACC pero por dar 2 favoritos digamos que Duke con un juego de ataque demoledor y Virginia por ser todo lo contrario de Duke, realizan una defensa asfixiante. Sin lugar a dudas la ACC va a estar muy entretenida.

La Big12 será otra de las conferencias donde seguro saltará más de una sorpresa. A las ya favoritas Texas y Kansas hay que sumarles las buenas campañas hasta el momento de Iowa State, West Virginia y TCU.

La Big East ha vivido desde luego mejores momentos que este pero aun y todo sigue siendo una conferencia interesante. En principio, Villanova es el gran favorito, y digo que en principio ya que una gran Seton Hall le ha vencido hace nada. Butler, Georgetown y la propia Seton Hall, que está jugando a gran nivel, son los máximos favoritos.

En cuanto a la Big10 el nivel de está conferencia ha dado un paso atrás. Universidades con equipos bisoños, otras que no acaban de alcanzar el nivel que se les suponía, hacen que los Badgers de Wisconsin sean los grandes favoritos. Tengamos también en cuenta a Maryland. Los Terrapins están rindiendo a gran nivel y seguro que no va a ser fácil ganarles.

La Pac12 sube enteros. Muy interesante se pone esta temporada la Pac12. A la gran favorita, Arizona, le ha salido competencia, y dura. Los Utah Utes, los chicos de Larry Krystkowiak están haciendo un gran baloncesto liderados por el freshman austriaco Jakob Poeltl. Stanford no es la que era pero siempre hay que contar con los Cardinals.

Y para terminar con las conferencias más importantes le toca el turno a la SEC. Aquí si que solo hay un gran favorito y no es otro que Kentucky. Los hombres de Calipari llevan a día de hoy un contundente 13-0 pero lo que es más importante, jugando con universidades de nivel y dando una sensación de superioridad pocas veces vista. De todas formas, seguir los pasos de Arkansas o LSU no sería mala idea.

(José López-Cozar escribe sobre baloncesto universitario y es editor del blog Basketball on fire)