TEMPORADA REGULAR 2012-2013

New York Knicks remonta 22 puntos a Cleveland tras perder a Anthony por lesión

Orlando sorprende a Hornets con un gran Afflalo; mal final de Greivis Vásquez

Portand gana con un gran Aldridge; Golden State se impone a Toronto en un gran choque

|

Los Knicks estaban haciendo un penoso partido en Cleveland. Mediado el segundo cuarto perdían por 22 ante los Cavs. Entonces, se lesionó Carmelo Anthony. Sin él, New York remontó el encuentro y a base de triples en el cuarto final lo ganó.

El partido trajo consigo la vuelta al juego del local Kyrie Irving y el partidazo del ex Memphis Marreese Speights. New York remontó con su segunda unidad, infinito su juego anoche, una suplencia que encabezó un gran Amar'e Stoudemire.

Los Hornets, mientras, perdieron inesperadamente en casa ante Orlando tras ofrecer un tristísimo espectáculo defensivo en la segunda parte. Buena actuación de Greivis Vásquez hasta que llegó el final y lo estropeó todo con su desacierto en el desenlace. El número 1 del draft, Anthony Davis, estuvo brillante, pero tampoco valió su esfuerzo. Porque la estrella del partido fue Arron Afflalo.

Además, Portland ganó fácil a Charlotte con LaMarcus Aldridge en modo estrella. Muy bien el novato Meyers Leonard y 18 minutos para un buen Víctor Claver.

Mientras, Toronto no fue capaz de ganar pese al partido inmenso de Amir Johnson y la conjunción ofensiva de Rudy Gay y Andrea Bargnani. Victoria de Warriors, con David Lee y Stephen Curry al frente.

Cleveland 97 New York 102

Estas cosas suceden. Carmelo Anthony se fue del partido mediado el segundo cuarto por lesión y ya no regresó. En el momento de su marcha, su equipo estaba haciendo el ridículo. Perdía por 22 contra Cleveland y no encontraba modo de contrarrestar el juego del equipo local, que recuperaba a su estrella, Kyrie Irving. Fue irse Melo y poco a poco ir cambiando radicalmente el panorama del partido. Porque el grave contratiempo de su ausencia, lejos de generar un shock en sus compañeros, causó el efecto contrario, fue un acicate, hizo que redoblasen sus esfuerzos en pos de una remontada que se hizo realidad.

Un triple de Pablo Prigioni, sus únicos puntos del partido en 8 minutos de juego, empató el luminoso a 76 y otro triple, esta vez de Steve Novak, adelantó a los neoyorquinos a 9 minutos del final: 78-79. El triple fue el arma que dio el éxito a unos y abocó a los otros al fracaso. Los Knicks metieron nada menos que 7 tiros de 3 en el último cuarto, un bombardeo feliz que les dio la victoria. Y los Cavs, con 97 a 100 en el marcador tuvieron el triple final para empatar, pero el tiro de Irving fue taponado por Tyson Chandler. Ese tapón valía una victoria.

En realidad, además del triple, la gran clave local fue la que casi siempre lleva a la remontada: la mejora defensiva. Knicks recibió 61 puntos en la primera parte y sólo 36 en la segunda. Su aplicación defensiva llegó a su máxima expresión en el tercer cuarto, nada más salir de vestuarios. En ese cuarto, que supuso un cambio dimensional del encuentro, Cleveland anotó tan solo 13 tantos.

La remontada vino a través de una suplencia increíble. Porque el partido nos dejó un dato demoledor: ningún titular alcanzó los 10 puntos. El quinteto inicial de Knicks sumó 32 puntos por 70 unos suplentes felices encabezados por Stoudemire, que hizo 22 puntos y por fin jugó más de 30 minutos (32). J.R.Smith se fue a 17 con 7 rebotes y 7 pases finales y Steve Novak a 15 en 20 minutos con 4 de 7 triples. La segunda unidad elevándose al poder mientras Melo se fue con sólo 14 minutos jugados y 6 puntos en su haber.

Cleveland empezó el partido sin sus novatos Dion Waiters y Tyler Zeller, los dos enfermos. En su lugar, jugaron dos ex Memphis Grizzlies, Wayne Ellington y Marreese Speights. Este último anduvo espléndido y fue la figura local con 23 tantos y 8 rebotes. El recuperado Irving se fue a los 22, pero no supo meter ese triple decisivo que hubiera enviado el choque a la prórroga...¡ y el suplente Luke Walton dio 12 asistencias!. Su visión de juego siempre fue su único fuerte y anoche esa visión alcanzó cotas increíbles en una derrota amarga.

New Orleans 102 Orlando 105

Derrota inesperada de Hornets en su feudo ante unos Magic que llevan meses abandonados a su suerte. Nadie esperaba una derrota ante un equipo con semejante trayectoria, pero sucedió. El 76-70 al final del tercer cuarto hacía presagiar un triunfo sin demasiados problemas de los locales con sólo apretar un poco el acelerador en los últimos minutos. Pero la desastrosa defensa de los de Monty Williams en el segundo tiempo condenó al equipo.

Orlando le endosó a New Orleans 69 puntos en la segunda parte, que se dice pronto. Un desastre local en toda regla. Más aún cuando los Hornets habían dejado a su rival en 36 puntos en la primera parte. Fue pasar del día a la noche sin apenas enterarse. Un dato lo dice todo: ¡New Orleans robó un balón en todo el partido!. Y Orlando sólo perdió 8.

Arron Afflalo fue el gran jugador del encuentro. Metió 26 puntos, 17 en la segunda parte, 5 de ellos en los 40 segundos finales del partido. Jameer Nelson ayudó con 15 y 7 asistencias y Tobias Harris con otros 15 y un crucial rebote ofensivo en los últimos segundos que dio la vida a su equipo. El caso contario de Afflalo fue Greivis Vásquez, que erró 3 tiros en la recta final, incluido el último, el más importante.

Perdía Hornets 102-105 y atacó para empatar en la jugada última. Vásquez no encontró a nadie libre, sus compañeros apenas se movieron y la defensa de Orlando fue buena. El venezolano se comió el balón y tuvo que tirar sobre la bocina un triple forzado que no tocó aro por bastante. El triunfo se iba a Florida. Vásquez acabó con 17 puntos y 8 asistencias, pero con una seria amargura en el rostro. Como Anthony Davis, autor de 17 tantos, 15 rebotes y 4 tapones o Eric Gordon, que metió otros 17 aunque anduvo muy apagado en la segunda parte.

Portland 122 Charlotte 105

El otro equipo desastroso de la Liga, Charlotte Bobcats, no dejó anoche de ser desastroso, pero al menos mejoró notablemente en su penosa producción reboteadora de anteriores partidos. El equipo capturó 21 rebotes ofensivos. Eso sí, su trabajo defensivo volvió a coquetear con el espanto más absoluto. Portland metió 68 puntos al descanso y eso ya hizo todo fácil para los locales.

Unos locales que metieron prácticamente el 60% de sus tiros de campo y 12 triples de 24 intentos por el 1 de 10 de Charlotte, cuyos números son una prueba de lo que vieron los ojos: su defensa fue una broma.

LaMarcus Aldridge se divirtió de lo lindo (23 puntos, 14 rebotes, 3 tapones y 5 asistencias), Damian Lillard no bajó su ritmo (20 tantos y 7 pases de canasta), y Nico Batum, además de meter 20 puntos, dio la asistencia de la noche, un juego de fantasía al lanzar un balón contra tablero para que matara Meyers Leonard, autor de 15 puntos en 21 minutos. Sucedió en el segundo cuarto. Todos los titulares locales estuvieron en 14 o más puntos. El español Víctor Claver jugó 18 minutos y no lo hizo mal. Se va adaptando.

En cuanto a los Bobcats, Michael Kidd-Gilchrist logró 17 puntos y 10 rebotes y Kemba Walker añadió 15 más 11 asistencias, pero con un patético 5 de 20 en el tiro. El máximo anotador visitante fue Ramon Sessions con 18 tantos. Charlotte perdió a Byron Mullens a los 3 minutos de juego por un problema de rodilla.

Triunfo de Warriors sobre Raptors

Espectacular partido en el Oracle Arena con triunfo de Warriors sobre Raptors por 125-118 tras anotar los locales 42 puntos en una locura de cuarto final.

Golden State acabó el partido con un 57,3% en el tiro de campo y 33 asistencias. Sus líderes fueron los de siempre. David Lee se fue a 29 tantos con 11 rebotes y 5 asistencias; Stephen Curry sumó 26 puntos y 12 pases de canasta; y Klay Thompson 22 con 4 de 5 triples. Lo mejor para los Warriors fue que Jarrett Jack volvió a su nivel perdido y Andrew Bogut jugó.

Toronto tuvo por primera vez compartiendo titularidad y buen juego a Rudy Gay (26 puntos y 4 robos) y Andrea Bargnani (otros 26 con 7 rebotes y 5 de 7 triples). Pero ni aún así pudo evitar su quinta derrota consecutiva. Pero el mejor hombre fue Amir Johnson, tremendo Johnson, ¡que desde la suplencia firmó 23 puntos, 15 rebotes y 10 de 10 en el tiro de campo!. Kyle Lowry rozó el triple-doble.

Más noticias acerca de...

Partidos NBA.