La exmujer de Lorenzen Wright, detenida por su asesinato

Su arresto llega pocos días después del de Billy R. Turner, supuesto autor material del crimen

Enrique Calvo |

El hasta ahora misterioso asesinato del exjugador de Memphis Grizzlies Lorenzen Wright parece estar camino de resolverse. A la acusación formal, a principios de este mes, del supuesto autor del crimen, se une ahora la detención de la exesposa del jugador, Sherra Wright, como posible inductora del mismo.

La que fuera mujer del jugador de la NBA, con la que tuvo 6 hijos, fue arrestada en California el pasado viernes en cumplimiento de una orden de busca y captura que pesaba sobre ella, según informa el diario Memphis Commercial Appeal. Este mismo sábado, la policía de Memphis (Tennessee) la ha acusado formalmente de asesinato en primer grado y conspiración por su implicación en la muerte de su exmarido, y ha pedido su extradición.

El pasado 5 de diciembre, Billy R. Turner, un hombre con una larga lista de antecedentes penales, compareció ante un tribunal de Memphis acusado de asesinato en primer grado por la muerte de Wright. Un delito del que Turner se ha declarado no culpable. Pese a ello, el juez decretó su ingreso en prisión bajo una fianza de 1 millón de dólares.

Según diversos medios, Turner y la ex de Wright se conocían, acudían a la misma iglesia, y la policía parece tener pruebas de que Sherra Wright podría haber sido la inductora del crimen.

Sherra está acusada también de otro cargo de asesinato en grado de tentativa. La policía ha desvelado que ella y Turner, junto a una tercera persona, habrían intentado matar al ex jugador de los Grizzlies en Atlanta, donde residía por entonces. Habría sido pocas semanas antes de su muerte.

El arma, la clave

La clave del avance policial tras 7 años de investigación que parecían no llevar a ninguna parte habría sido el hallazgo, el mes pasado, del arma utilizada en el crimen.

Una pistola que fue encontrada por un equipo de buceadores del FBI en el fondo de un lago cerca de Walnut (Misisipi), a unos 75 kilómetros al este de Memphis y que habría sido clave para llegar hasta el supuesto autor material. Los portavoces policiales no han descartado que pueda haber más detenciones en relación con el caso, que sigue abierto.

El cuerpo sin vida de Wright, que jugó 13 temporadas en la NBA con 5 equipos diferentes, apareció en un bosque cercano a Memphis en julio de 2010, 10 días después de haber sido dado por desaparecido tras una confusa llamada de socorro a un teléfono de emergencias. Había recibido varios disparos de bala. El mal estado en que fue encontrado el cadáver dificultó el hallazgo de pruebas. Desde entonces, la investigación había permanecido en lo que parecía un callejón sin salida.

Sherra fue la última persona en ver con vida a su ex marido. Según ella, éste había salido de su casa con dinero y una caja con drogas en el coche de un desconocido, después de que le escuchara hablar con alguien por teléfono. El testimonio de Sherra apuntaba a un posible ajuste de cuentas por asuntos de drogas. Algo que extrañó a quienes conocían a Wright y que la policía nunca se acabó de creer. La mujer siempre estuvo en el punto de mira de las investigaciones dada la conflictiva relación que mantenía con su ex y lo poco creíble de su declaración.

El dinero como posible móvil

Lo cierto es que Sherra fue la más beneficiada por la muerte de Wright al recibir 1 millón de dólares del seguro de vida del exjugador. Un dinero destinado, en principio, a los 6 hijos que la pareja tuvo en común y por cuyo mal uso fue demandada la exmujer de Wright en 2014. Una demanda que se cerró con un acuerdo confidencial entre las partes.

Aún parecen quedar cosas por investigar y el camino judicial del caso probablemente será largo, pero, en cualquier caso, 7 años después de su inesperada muerte, todo indica que por fin se está cerca de saber qué pasó aquella madrugada del 19 de julio de 2010 y de que se pueda hacer justicia en el misterioso asesinato de Lorenzen Wright.