TEMPORADA REGULAR 2017-2018

Houston sorprende a los Warriors a domicilio (121-122)

Harden, Gordon y Tucker encabezan el triunfo ante los vigentes campeones

Kevin Durant anota la canasta ganadora para Warriors pero lo hace fuera de tiempo

|

Harden fue el máximo anotador del Warriors-Rockets (Osports/Zuma Press/Icon Sportswire)

Restaban 10 segundos y el balón era para Warriors perdiendo 121-122. Tiempo muerto y tiro para Stephen Curry que falla, el balón llega finalmente a Kevin Durant que anota sobre la bocina la cesta del triunfo (123-122). Los locales lo celebran, se funden en un abrazo en torno a Durant, pero dura poco su felicidad porque se comprueba que la canasta del alero se anotó fuera de tiempo.

Con suspense terminaba un extraño partido en el que Houston solo se adelantó en el 0-2 inicial y en la recta final del encuentro, cuando se puso 121-122 gracias a 2 tiros libres de P.J. Tucker a 44 segundos de la conclusión. El resto del choque fue dominado ampliamente por Golden State, que dispuso de amplias ventajas y siempre pareció dominar a sus anchas cuando apretaba el acelerador. Los Rockets siempre a remolque.

Sin embargo, los Rockets nunca se rindieron y aprovecharon al máximo la baja en todo el cuarto final de Draymond Green, jugador esencial de los locales que hubiera firmado un triple-doble de no lesionarse en la recta final del tercer cuarto. De hecho, sin jugar el cuarto final aportó 9 puntos, 11 rebotes y 13 asistencias a su equipo.

Siempre por delante

Warriors se puso 22-9 con solo 5 minutos jugados, se fue al descanso ganando 71-62 en un partido netamente ofensivo y ganaba 101-88 cuando arrancó el cuarto final, pero esos 12 últimos minutos fueron fatídicos para los de Steve Kerr, que encajaron un parcial de 20-34.

Casi todas las miradas estaban puestas en el visitante Chris Paul. Su debut resultó irregular. Mal en anotación (solo 4 puntos), pero bien en otras facetas como el rebote (8) o la relación asistencias-pérdidas (11-1). Además, tuvo problemas en una rodilla y no jugó los minutos finales del encuentro, los decisivos. Aún así, su equipo superó la situación.

La ofensiva de Houston

Houston jugó con solo 8 jugadores, pero los 3 suplentes rindieron al máximo hasta anotar 58 puntos. El liderazgo ofensivo correspondió a James Harden (27 puntos y 10 asistencias), Eric Gordon (24 puntos a pesar de su 0 de 6 en el triple) y P.J. Tucker (20 tantos). Bien el suplente Luc Mbah a Moute. Y muchos jugadores involucrados. El hispano Trevor Ariza jugó 37 minutos para 8 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias.

Warriors perdió por lesión a Green y Omri Casspi, presentó a un prometedor Jordan Bell y tuvo como máximo anotador a Nick Young, que en su estreno con el equipo protagonizó una portentosa primera parte en la que anotó 20 puntos, para terminar después con 23.

Stephen Curry hizo 22 puntos y Kevin Durant sumó 20 con 7 asistencias y 4 tapones, aunque perdió 9 balones. Y los vigentes campeones perdieron a pesar de anotar el 53,8% tanto en tiro de campo como de 3 y el 90,5 desde los libres.