PREVIA CONFERENCIA ESTE

CONFERENCIA ESTE (Previa): los Cavs, favoritos con permiso de Celtics

Raptors, Wizards y Bucks aparecen como outsiders en el Este; la gran incógnita se llama Sixers

|

Cavs y Celtics son las dos grandes referencias en el Este (Leah Klafczynski/Zuma Press/Icon Sportswire)

El 17 de octubre comienza la temporada regular de la NBA. La campaña 2017-2018 arranca antes de lo habitual para descongestionar el calendario. Estamos ante una competición con creciente concentración de estrellas en muy pocos equipos, una tendencia que sitúa a Cavaliers como gran favorito en el Este con permiso de los Celtics.

En segundo plano aparecen equipos como Raptors, Wizards y Bucks. Un poquito detrás anda Miami Heat. Algunos equipos han perdido mucho fuelle y otros se presentan con plantillas ciertamente pobre. La gran incógnita y uno de los grandes atractivos de la conferencia será Philadelphia 76ers.

DIVISIÓN ATLÁNTICO

BOSTON CELTICS (53-29 el pasado curso).- Los Celtics quedaron primeros del Este el pasado curso en la fase regular sorprendiendo a los Cavaliers. El equipo había ascendido a lo más alto y, sin embargo, Danny Ainge ha generado un auténtico tsunami en los despachos, una revolución que le ha dado la vuelta al equipo, ¡que solo conserva a 4 jugadores del año pasado: Al Horford, Marcus Smart, Jaylen Brown y Terry Rozier! Sorprendente.

El nuevo equipo de Brad Stevens es mejor ofensivamente hablando, pero no está nada claro que sea mejor defensivamente, debido a la marcha de jugadores como Avery Bradley o Jae Crowder. Mención aparte merece la salida del santo y seña del equipo, Isaiah Thomas, tras una campaña de impresión, aunque su situación física era peor de lo que se pensaba. Eso sí, llegan al equipo 3 jugadores que llenan de ambición a los Celtics: Kyrie Irving, Gordon Hayward y el novato Jayson Tatum. Irving debería dar una nueva dimensión al equipo. También llega Marcus Morris, que aportará.

TORONTO RAPTORS (51-31).- Las antípodas de los Celtics. Estos Raptors venden lo contrario: estabilidad. Mismo técnico y prácticamente misma plantilla. Se mantiene la columna vertebral del equipo integrada por Kyle Lowry, DeMar DeRozan, Jonas Valanciunas y Serge Ibaka. Pero cuidado, se ha ido más que lo que ha llegado, ya que desaparecen del equipo la defensa de DeMarre Carroll y 3 jugadores de rol de muy buen cartel: Patrick Patterson, Cory Joseph y P.J. Tucker. Aun así, Toronto estará sobradamente en los playoffs. Estará en el Top 5 del Este.

NEW YORK KNICKS (31-51).- Ni Phil Jackson ni Carmelo Anthony. Los Knicks han cortado por lo sano, enésima visita al infierno de la reconstrucción a partir de la juventud, una reconstrucción en torno al letón Kristaps Porzingis, y en la que estarán como armas importantes el español Willy Hernangómez y el recién llegado Enes Kanter. El optimismo lo podrían dar las incorporaciones del hijo pródigo Tim Hardaway Jr. y el novato Frank Ntilikina, que aún parece estar verde. Interesantes las llegadas de Michael Beasley y Doug McDermott. A Joakim Noah ni se le espera, dada su caída en picado. Temporada complicada en la Gran Manzana.

PHILADELPHIA 76ers (28-54).- Tras años de desvergonzado 'tanking' y de irreverente abandono, pero los Sixers parecen haber llegado a su 'Año 0', a su momento de probable ignición. Tiene que haber un antes y un después. Los rutilantes Joel Embiid y Ben Simmons ya están recuperados de sus lesiones, pero del estado físico de ambos dependerá el éxito o fracaso del equipo. También de la adaptación que logre el recién llegado Markelle Fultz

Jugadores como Dario Saric y Robert Covington seguirán aportando mucho, Jerryd Bayless está recuperado sin que se espere gran cosa de él, llegan para poner oficio y experiencia Amir Johnson y Kris Humphries y aparece como gran adquisición J.J. Redick, que aportará veteranía y mucho tiro. Jahlil Okafor será una incógnita. El equipo pinta muy bien, pero la juventud y el riesgo de lesiones está ahí. Brett Brown tiene un polvorín en sus manos, para bien y para mal. Muchos focos en este equipo.

BROOKLYN NETS (20-62).- Nada se puede esperar de la franquicia del ruso Mikhail Prokhorov. Se fue el santo y seña del equipo, Brook Lopez, y llega como gran atracción el joven D'Angelo Russell. Más allá de eso, solo cabe destacar las adquisiciones del defensivo DeMarre Carroll y del ofensivo Allen Crabbe. Jeremy Lin no es un jugador con impacto desde tiempos inmemoriales. Equipo destinado a deambular por lo más bajo de la tabla, sin posibilidad alguna de rescate, sin esperanza. No en vano, su dueño está intentando quitárselo de encima.

DIVISIÓN CENTRAL

CLEVELAND CAVALIERS (51-31).- La salida de Kyrie Irving ha revertido finalmente en una interesante 'reconstrucción' de los Cavs en busca de no perder de vista a los todopoderosos Warriors. Notable trabajo en los renovados despachos de la franquicia que veremos qué resultado da al final, pero lo cierto es que suena bien.

Un quinteto titular muy llamativo y remozado. Con Derrick Rose, Dwyane Wade, LeBron James, Jae Crowder y Kevin Love. Con J.R. Smith y Tristan Thompson como suplentes de lujo y a la espera de la recuperación de Isaiah Thomas. Suena tremendo. Al menos es una plantilla con nombres y calidad, aunque veremos qué dan de sí los físicos de Thomas y Rose, es una doble incógnita de gran relieve. Eso sí, lo que está claro es que Tyronn Lue va a apostar por el 'small-ball' para pelear de tú a tú con Warriors.

Clevelend presenta una profundidad de plantilla como ningún otro equipo en la NBA y tiene 16 jugadores con contratos garantizados (tendrá que descartar a uno). Esa profundidad se alimenta con jugadores como Iman Shumpert, Kyle Korver, Channing Frye o Jeff Green. Veremos qué puede hacer en este superequipo el español José Manuel Calderón. Pero ya es un logro estar en él.

MILWAUKEE BUCKS (42-40).- El equipo de Jason Kidd tendrá que seguir creciendo a base de continuidad y conjunción. Estamos ante una escuadra que girará en torno a un líder indiscutible: el casi irreal Giannis Antetokounmpo. En torno a él, Malcolm Brogdon, el totalmente recuperado Khris Middleton, Matthew Dellavedova o el criticado Greg Monroe. El equipo mantiene su núcleo, con 13 jugadores del año pasado haciendo la pretemporada. Y su gran duda se llama Jabari Parker. Su lesión aún va para largo. Con él en forma, los Bucks darían un salto de calidad increíble.

INDIANA PACERS (42-40).- Indiana tendría que estar lejos de las 42 victorias conseguidas el pasado curso. Los playoffs se antojan como un sueño imposible esta vez. No es para menos, teniendo en cuenta que desaparecen de la plantilla Paul George y Jeff Teague, que se van al Oeste. La era 'post George' se plantea algo más que complicada. El joven Myles Turner tendrá que crecer y mostrar que puede liderar el proyecto, Thaddeus Young seguirá siendo importante. Lance Stephenson (buena pretemporada la suya) y Al Jefferson parecen lejos de poder ofrecer las prestaciones de antaño. Pero los Pacers han fichado algunos jugadores interesantes. Son los casos de Victor Oladipo, Darren Collison, Bojan Bogdanovic y Domantas Sabonis. De su rápida o lenta adaptación dependerá el mejor o peor rendimiento de los Pacers

CHICAGO BULLS (41-41).- Los Bulls vivieron una temporada tormentosa y aun así se clasificaron 'in extremis' para jugar los playoffs. Eso es agua pasada. De un plumazo han abandonado el equipo Jimmy Butler -su gran estrella-, Dwyane Wade -tras un año triste en su ciudad natal- y Rajon Rondo. Es demasiada pérdida para aspirar a algo. Nikola Mirotic tendrá que hacerse básico tirando de su calidad y habrá que estar atentos a los jóvenes Lauri Markkanen, Kris Dunn -sonoro su fracaso en Wolves- y Zach LaVine (lesionado). El técnico Fred Hoiberg no ha dado más que bandazos en sus 2 fracasadas temporadas en los Bulls, es un entrenador muy criticado, no ha dado la talla y ahora tendrá que lidiar con un equipo en reconstrucción.

DETROIT PISTONS (37-45).- Los Pistons llevan unos años fuera de juego. Su gran referencia seguirá siendo Andre Drummond, cuya explosión no llegó el pasado curso, un año en el que el pívot se estancó en su juego. El conjunto de Stan Van Gundy no lo tendrá fácil. Se han ido varios jugadores con peso, especialmente Kentavious Caldwell-Pope y Marcus Morris. Lo mejor es la llegada de Avery Bradley, que tendrá que ser importante en defensa y en ataque, ha de convertirse en el complemento de Drummond (son dos grandes jugadores defensivos). Junto a ellos, habrá que estar atentos al rendimiento de Reggie Jackson y Tobias Harris, pero Detroit no da mucho de sí.

DIVISIÓN SUDESTE

WASHINGTON WIZARDS (49-33).- Wizards apenas ha movido piezas. El equipo se fortalece año a año, sus jugadores importantes ya están muy conjuntados porque llevan temporadas compartiendo cancha y el pensamiento no es otro que seguir creciendo bajo el indiscutible liderazgo de John Wall. Junto al base, Bradley Beal, Markieff Morris y Marcin Gortat. También el baloncesto de Otto Porter y Kelly Oubre, y la llegada de Jodie Meeks para añadir tiro al equipo, del que se han ido Bojan Bogdanovic y dos bases de calidad que no llegaron a cuajar: Brandon Jennings y Trey Burke.

ATLANTA HAWKS (43-39).- He aquí un equipo en descomposición, aunque se podría decir que ya se ha descompuesto. Ha sido una implosión que ha acabado con el interesantisimo proyecto de Mike Budenholzer. Aun así, la pasada temporada el equipo llegó a los playoffs, un logro que se antoja imposible esta temporada. Atlanta ha perdido todo su poder con la marcha este verano de Paul Millsap, Dwight Howard y Tim Hardaway Jr. Tremendo, brutal para un equipo como Atlanta. También desapareció el intenso Thabo Sefolosha. En realidad, el equipo se ha quedado en manos del alemán Dennis Schröder. Lo más que ha llegado ha sido el italiano Marco Belinelli y el pívot Dewayne Dedmon. El argentino Nicolás Brussino está pendiente de quedarse o no en el equipo. Los Hawks están llamados a vivir en el infierno.

MIAMI HEAT (41-41).- Miami se quedó fuera de playoffs por un suspiro, en la última jornada, tras hacer una brutal segunda parte de la temporada. Estamos ante un equipo que jugará los playoffs sí o sí, una escuadra que va a ser un rival de cuidado en el Este bajo la guía de Hassan Whiteside y Goran Dragic. Además, un ejército de jóvenes jugadores que aportarán mucho. Hablamos de Tyler Johnson, Josh Richardson, Justise Winslow... la calidad ofensiva de Dion Waiters y la versatilidad de James Johnson, que hizo un temporadón. El recién llegado Kelly Olynyk ayudará. Pinta bien el equipo de Erik Spoelstra.

CHARLOTTE HORNETS (36-46).- El primer gran palo para el equipo de Michael Jordan ha llegado en la pretemporada: la lesión de Nicolas Batum. Sin el francés los Hornets pierden mucho, más de lo que parece. Charlotte solo tiene algo claro, indiscutible: el liderazgo de Kemba Walker. Tras él muchas incógnitas, como qué será del decepcionante Michael Kidd-Gilchrist, el crecimiento o estancamiento de Frank Kaminsky, la aportación de Jeremy Lamb, que ha brillado en la pretemporada pero que siempre se queda en nada...

Las ilusiones de los Hornets están puestas en dos hombres recién llegados: el veterano Dwight Howard y el novato Malik Monk. Howard tendrá que demostrar que no está en retroceso y Monk ha generado grandes esperanzas con su gran mes de octubre. En cuanto a Michael Carter-Williams, de él se puede esperar cualquier cosa, pero sus últimos tiempos no invitan al optimismo. El equipo debería luchar por los playoffs y estar en ellos.

ORLANDO MAGIC (29-53).- Poco mágico va a ser el año para los Magic. El equipo de Florida está abocado a pasar por la temporada sin pena ni gloria. Sus 'viejas' armas básicas son Nikola Vucevic, Evan Fournier, Aaron Gordon (muy bien en octubre) y Elfrid Payton. Con eso queda todo dicho. A ese cuarteto de jugadores ya afianzados en Orlando se han de sumar dos jugadores recién fichados: Arron Afflalo y Jonathon Simmons. Sigue siendo poco. Marreese Speights podría ofrecer pinceladas desde la segunda unidad y todos están pendientes de si Mario Hezonja despierta de una vez y si Terrence Ross tiene algo que decir. Pero repasando nombres, el equipo no da para más.