ENTREVISTA

Jordi Fernández: “Todo el mundo juega mejor con Jokic”

El técnico español, entrenador asistente en Nuggets, nos habla de su trabajo en la NBA

|

Jordi Fernández responde a las preguntas de Hispanosnba.com (Ángel Mustienes/Hispanosnba.com)

Es el primer técnico español que se sienta en un banquillo de la NBA y, aunque por ahora lo hace como asistente, no esconde la ambición de ser, algún día, máximo responsable en un equipo de la liga.

Tras las 7 temporadas vividas en Cleveland, donde incluso llegó a entrenar a Canton Charge, equipo afiliado a los Cavs en la Liga de Desarrollo, Jordi Fernández afronta su segundo año como ayudante de Michael Malone en Denver Nuggets.

Antes de eso, este verano integra el cuerpo técnico que ayuda a Sergio Scariolo al frente de la selección española en el Eurobasket y en ese marco habla para nuestra web sobre su trayectoria, sus objetivos inmediatos y, cómo no, sobre Denver y su jugador de mayor proyección, Nikola Jokic.

Pregunta. Acostumbrado a la competición de clubes en la NBA, ¿cómo haces el tránsito a la selección?

Respuesta. Lo que tengo en común es que aquí se juega en la misma frecuencia, tres partidos seguidos, no hay descanso. Estoy acostumbrado al volumen de partidos; lo que es distinto es el juego, por las normas de juego, que cambia tácticamente. En ese sentido, tenemos muchos jugadores aquí que juegan en la NBA y eso ayuda. Tengo cosas muy familiares y cosas que son nuevas para mí, con lo cual es muy positivo para aprender.

P. ¿Cómo te planteas tu segundo año en Denver?

R. Después de un año, es ya más cómodo o quizá estoy más adaptado. Llevaba 7 años en Cleveland desarrollando tareas muy distintas. Fiché por Denver con un rol nuevo para mí. Mi adaptación necesitó un poco de tiempo, aunque me lo han puesto muy fácil porque es un grupo muy bueno. En cuanto a resultados, estamos muy contentos por el hecho de pasar de 33 victorias a 40. Ahora hemos conseguido firmar a una superestrella que es Paul Millsap, y junto con Nikola Jokic, Gary Harris y los jóvenes, Jamal Murray, Juancho (Hernangómez), que tenemos creo que estamos considerados uno de los equipos jóvenes con mucho potencial y flexibilidad en el futuro.

P. ¿Entrar en playoffs debe ser un objetivo?

R. Creo que no es una obsesión, pero sí quieres competir cada año un poquito mejor. Siendo realistas,  tiene que ser un objetivo que debe estar presente. No se nos obliga a ganar, igual que otras franquicias sí están obligadas, a nosotros nos preocupa el crecimiento de nuestros jugadores jóvenes, sobre todo los que serán la base para el futuro.

P. Siempre existe la comparación Este-Oeste en cuanto a dificultad en la competición, pero ¿hoy por hoy Warriors es un equipo intocable?

R. Sin duda, ellos son el equipo a batir. Son un equipo casi de ensueño, lo han demostrado llegando a las Finales tres años seguidos, ganando dos de tres. En cuanto al Este-Oeste todo el mundo siempre ha dicho que el Oeste es más fuerte. Este ha sido mi primer año en esa Conferencia y es complicado, noche tras noche si no juegas contra Durant, juegas contra Westbrook... Es duro. Pero si lo piensas, en los últimos 10 años el Este ha ganado 4 veces y por lo tanto tampoco hay esa diferencia.

Juancho en Denver

P. ¿Cómo ha sido el primer año de Juancho en Denver?

R. Su integración ha sido magnífica. Así lo ha demostrado en cuanto a números y en cuanto a lo contento que estamos en la franquicia con él. Es un chico muy trabajador, extremadamente, a veces hay que frenar un poco su ímpetu. La energía no le falta, las ganas de trabajar... Ha tenido oportunidades y las ha aprovechado. Todos creo que nos podemos equivocar, haciendo un error, pero él las ganas y la energía siempre las ha tenido. Y esto al final siempre te permite dar un paso más adelante. Él nos ha ayudado a ganar muchos partidos. Cuando empiezas a jugar en una liga así, con minutos limitados, ayudar al equipo es importante. Ha tenido, por ejemplo, partidos como Golden State, que salió de inicio y jugó 30 minutos y metió 27 puntos. Fue un poco la recompensa a todo ese trabajo que ha hecho.

P. ¿Qué papel tenéis los entrenadores con quienes no juegan tantos minutos y deben asumir ese rol dentro del equipo?

R. Siempre salen oportunidades. Las relaciones personales son importantes y la comunicación, también. Y aunque te comuniques mucho con el jugador, lo que prevalece son las experiencias. Yo te puedo decir 'cuidado que te vas a caer' y hasta que no te caes... Siempre tienes que estar ahí para darles la mano y ayudarles a levantarse o a forzarles a trabajar un poquito más. Nosotros somos un cuerpo técnico de 10-12 personas para dar este servicio. Es muy importante que en una liga donde se entrena colectivamente menos y jugamos tanto los entrenamientos sean más individuales. Esto es una clave en cuanto a metodología de trabajo en comparación entre Estados Unidos y Europa.

P. ¿Cuál es tu tarea específica en el organigrama de Denver?

R. Tecnificación más de jugadores exteriores, aunque también puedo hacer interiores. Además, en el cuerpo técnico tenemos entrenador de ataque, de defensa y los demás nos centramos en preparación de partidos. Me corresponde presentar el 'scout' del rival, hacer el entrenamiento, hacer el vídeo, presentar el vídeo a los jugadores, la charla prepartido... Este año he tenido un volumen alto de partidos de preparación, es mi tarea principal y este año repito.

P. ¿Qué supondrá para Nuggets la salida de Gallinari y la llegada de Millsap?

R. Perder a Danilo es duro para nosotros por lo que representa para la ciudad y para la franquicia. Además es una persona que estaba muy bien en Denver, pero ganar a Millsap... Danilo era un 3-4, que lo tenemos en Wilson Chandler, y Millsap es 4-4 y más defensivo, se complementa mejor con Nikola, y luego Wilson, que juega 3-4. Esto quizá abra minutos a Juancho.

El potencial de Jokic

P. ¿Hasta dónde puede llegar Jokic?

R. A lo más alto. Es un jugador muy especial. Lo ha demostrado. Su segunda parte de la temporada es de All Star. Todo el mundo confía en él, todo el mundo quiere jugar con él, porque no es solo que él anote y sus números, sino que todo el mundo juega mejor con él. Es muy difícil de ver: en una liga donde las individualidades son tan importantes, él hace mejor a sus compañeros.

P. ¿Te planteas como objetivo personal ser alguna vez primer entrenador en la NBA?

R. Siempre me ha preocupado tener un reto y seguir creciendo. Es una cosa que seguramente puede pasar en un futuro, pero obsesionarme en algo que es a largo plazo... Me gusta levantarme todos los días y estar motivado y con ganas de trabajar y estar contento con mis objetivos a corto plazo. No va a pasar en un año o dos. ¿En un futuro? He sido primer entrenador en Estados Unidos, la experiencia fue muy positiva y creo que lo puedo hacer, no tengo ninguna duda. Pero admito que tengo que seguir creciendo y demostrar que puedo hacer un buen trabajo.

P. ¿Te sientes valorado en Denver?

R. Mucho. Desde que he estado en Estados Unidos, los años no todos han sido fáciles pero con trabajo e ilusión siempre he sido recompensado y mi rol siempre ha ido a más.

P. ¿Es cierto que LeBron James es el jugador que más te ha impresionado?

R. Sí, sin duda. Ninguno está cerca de él. He tenido la suerte de trabajar con jugadores importantes, no solo en cuanto a lo que han ganado, estrellas, sino como personas, Shaquille O'Neal, Ilgauskas, Anderson Varejao, Anthony Parker, Irving... me siento muy afortunado de haber trabajado con ellos. Pero lo de LeBron es algo muy distinto.